Notebookcheck

Revisión del SSD Competitor Optane 800P

Revisión del SSD Competitor Optane 800P
Revisión del SSD Competitor Optane 800P
Con sus nuevas unidades Optane, Intel presenta una competencia potencial para las unidades SSD NAND clásicas. La Optane SSD 800P es la primera unidad del fabricante para consumidores con espacio suficiente para almacenar un sistema operativo completo y todos los programas del usuario. En nuestras pruebas, la tecnología reveló una vez más su potencial, pero su utilidad concreta es dudosa.
Silvio Werner, 👁 Klaus Hinum, Tanja Hinum (traducido por Francisco García),

Intel Optane 800P

A principios de 2017, Intel introdujo el primer almacenamiento 3D XPoint para consumidores. En ese momento, sólo consistía en módulos de memoria de 16 y 32 GB que podían servir como caché para acelerar el tiempo de arranque del sistema operativo y los programas.

Un año más tarde, Intel lanza al mercado dos tarjetas M.2, ambas versiones de la Intel Optane SSD 800P. Una ofrece 58 GB de espacio de almacenamiento; la otra, 118 GB. Ambos son al menos lo suficientemente grandes para el sistema operativo del ordenador. La tecnología de almacenamiento es fundamentalmente diferente de las células NAND utilizadas en las unidades SSD y está diseñada para ofrecer una constancia de rendimiento especialmente alta. Además, las velocidades de transferencia de datos aleatorios son extremadamente rápidas.

Intel Optane 800P
Intel Optane 800P

Ambas tarjetas tienen un aspecto anodino; Intel ha optado por renunciar a los logotipos y refrigeradores llamativos. Las tarjetas PCIe 3.0 son de 22 mm (~0,87 pulgadas de ancho y 80 mm (~3,1 pulgadas) de largo (M.2 2280). Están conectados a través de sólo tres carriles -más sería innecesario dado que tres permiten teóricamente una velocidad de transferencia de hasta 2000 MB/s, e Intel especifica la velocidad máxima de transferencia secuencial de 1450 MB/s. El protocolo de interfaz NVMe se utiliza para transferir datos.

Pruebas


Para esta revisión relativamente corta, probamos las capacidades de rendimiento potencial de las unidades SSD de Intel Optane con la ayuda de AS SSD y CrystalDiskMark. Ambos programas miden la capacidad de rendimiento de los medios de almacenamiento. Con la excepción de la prueba de copia AS SSD, todos estos puntos de referencia son sintéticos.

Una variedad de factores deben ser tomados en cuenta cuando se usan estas mediciones; siempre es necesario ejecutar benchmarks sintéticos múltiples veces. Estas pruebas también requieren que el experimentador preste mucha atención a la termorregulación de la tarjeta, ya que muchas unidades SSD modernas aceleran durante largos períodos bajo carga para evitar el sobrecalentamiento. Para identificar y aproximadamente cuantificar la termorregulación del medio, utilizamos CrystalDiskMark para escribir datos en la unidad que estamos probando en volúmenes totales de 5, 18 y 288 GB. Hacemos una pausa de cinco segundos entre cada intervalo de escritura individual.

Aquí evaluamos el rendimiento de la Optane SSD 800P en comparación con la Samsung SSD 970 EVO y la Intel SSD 760p. En principio, sería posible comparar estas unidades con las unidades SSD más antiguas que hemos probado (especialmente los productos Optane anteriores), pero los parches Meltdown y Spectre que tendríamos que activar podrían consumir una parte significativa de la potencia de rendimiento de las unidades más antiguas, haciendo que la comparación sólo sea posible hasta cierto punto.

Usamos AS SSD y CrystalDiskMark
Usamos AS SSD y CrystalDiskMark

Comparación entre los modelos de 118 GB y 58 GB

La comparación entre las dos diferentes capacidades de almacenamiento no produjo resultados particularmente sorprendentes - la potencia de rendimiento superior del modelo dos veces mayor es visible en cada escenario de prueba, pero no drásticamente mayor. Vemos una tendencia similar en las unidades SSD clásicas, aunque el aumento del rendimiento resultante de una mayor capacidad de almacenamiento suele ser mucho más pronunciado. 

Comparación con la Samsung SSD 970 EVO y la Intel SSD 760p

CrystalDiskMark

El popular software de referencia CrystalDiskMark revela que las dos unidades SSD que probamos con fines de comparación, la SSD de 970 EVO (500 GB) y la SSD de 760p (256 GB), alcanzan velocidades de transferencia de datos secuencial de aproximadamente el doble de la velocidad de los dos modelos de Optane. Aún así, desde una perspectiva absoluta, los resultados de los dispositivos Optane no son malos; 1453 MB/s de lectura y 644 MB/s de escritura en realidad exceden ligeramente las especificaciones del fabricante.

Como era de esperar y de acuerdo con las promesas de la nueva tecnología, la superioridad de las unidades SSD NAND se relativiza cuando se trata de transferencia de datos aleatoria: Mientras que las unidades SSD NAND pueden superar a los modelos Optane cuando se utilizan múltiples subprocesos y una cola larga, a una profundidad de cola de 1, la unidad SSD 800P Optane es sustancialmente más rápida. La menor profundidad de la cola es significativamente más relevante para el uso práctico, aunque no se puede esperar un aumento notable de la velocidad en circunstancias cotidianas. Incluso en los puntos de referencia de trazas, las diferencias apenas tienen importancia.

En términos de constancia en el desempeño, tenemos resultados positivos que reportar: Incluso después de más de 300 GB, las velocidades de transferencia de datos secuenciales permanecen constantes, siempre que las unidades tengan una pausa de cinco segundos después de cada porción de 32 GB. 

AS SSD
Copy Game MB/s
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
1319.7 MB/s ∼100% +92%
Intel SSD 760p (256 GByte)
1090.8 MB/s ∼83% +58%
Optane 800P (118 GByte)
688.9 MB/s ∼52%
Optane 800P (58 GByte)
626.1 MB/s ∼47% -9%
Copy Program MB/s
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
680 MB/s ∼100% +2%
Intel SSD 760p (256 GByte)
677.5 MB/s ∼100% +1%
Optane 800P (118 GByte)
669.2 MB/s ∼98%
Optane 800P (58 GByte)
655.8 MB/s ∼96% -2%
Copy ISO MB/s
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
2284.5 MB/s ∼100% +158%
Intel SSD 760p (256 GByte)
1870.8 MB/s ∼82% +111%
Optane 800P (118 GByte)
886.4 MB/s ∼39%
Optane 800P (58 GByte)
771.1 MB/s ∼34% -13%
4K-64 Write
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
1942.8 MB/s ∼100% +227%
Intel SSD 760p (256 GByte)
989.7 MB/s ∼51% +67%
Optane 800P (118 GByte)
593.5 MB/s ∼31%
Optane 800P (58 GByte)
555.8 MB/s ∼29% -6%
4K-64 Read
Optane 800P (118 GByte)
1473.3 MB/s ∼100%
Optane 800P (58 GByte)
1398.4 MB/s ∼95% -5%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
1333.2 MB/s ∼90% -10%
Intel SSD 760p (256 GByte)
700.7 MB/s ∼48% -52%
4K Write
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
160.39 MB/s ∼100% +12%
Intel SSD 760p (256 GByte)
156.8 MB/s ∼98% +9%
Optane 800P (58 GByte)
151.3 MB/s ∼94% +5%
Optane 800P (118 GByte)
143.8 MB/s ∼90%
4K Read
Optane 800P (58 GByte)
210.8 MB/s ∼100% +9%
Optane 800P (118 GByte)
194.1 MB/s ∼92%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
64.7 MB/s ∼31% -67%
Intel SSD 760p (256 GByte)
59 MB/s ∼28% -70%
Seq Write
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
2232.8 MB/s ∼100% +274%
Intel SSD 760p (256 GByte)
1101.5 MB/s ∼49% +85%
Optane 800P (118 GByte)
596.7 MB/s ∼27%
Optane 800P (58 GByte)
570.1 MB/s ∼26% -4%
Seq Read
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
2059.7 MB/s ∼100% +79%
Intel SSD 760p (256 GByte)
1888.7 MB/s ∼92% +64%
Optane 800P (118 GByte)
1149.4 MB/s ∼56%
Optane 800P (58 GByte)
1104 MB/s ∼54% -4%
CrystalDiskMark 5.2 / 6
Write 4K
Intel SSD 760p (256 GByte)
183.2 MB/s ∼100% +16%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
173.3 MB/s ∼95% +10%
Optane 800P (118 GByte)
158 MB/s ∼86%
Optane 800P (58 GByte)
157.4 MB/s ∼86% 0%
Read 4K
Optane 800P (118 GByte)
219 MB/s ∼100%
Optane 800P (58 GByte)
216 MB/s ∼99% -1%
Intel SSD 760p (256 GByte)
73.24 MB/s ∼33% -67%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
49.9 MB/s ∼23% -77%
Write 4K Q32T1
Optane 800P (58 GByte)
565 MB/s ∼100% +3%
Intel SSD 760p (256 GByte)
554.1 MB/s ∼98% +1%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
551.3 MB/s ∼98% 0%
Optane 800P (118 GByte)
549.5 MB/s ∼97%
Read 4K Q32T1
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
660.9 MB/s ∼100% +6%
Optane 800P (58 GByte)
651 MB/s ∼99% +5%
Intel SSD 760p (256 GByte)
638.8 MB/s ∼97% +3%
Optane 800P (118 GByte)
622.8 MB/s ∼94%
Write Seq Q32T1
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
2496.8 MB/s ∼100% +288%
Intel SSD 760p (256 GByte)
1262 MB/s ∼51% +96%
Optane 800P (118 GByte)
644.3 MB/s ∼26%
Optane 800P (58 GByte)
624.3 MB/s ∼25% -3%
Read Seq Q32T1
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
3558 MB/s ∼100% +145%
Intel SSD 760p (256 GByte)
3035.5 MB/s ∼85% +109%
Optane 800P (118 GByte)
1453 MB/s ∼41%
Optane 800P (58 GByte)
1430.3 MB/s ∼40% -2%
Write 4K Q8T8
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
2092.4 MB/s ∼100% +244%
Intel SSD 760p (256 GByte)
718.3 MB/s ∼34% +18%
Optane 800P (118 GByte)
608.4 MB/s ∼29%
Optane 800P (58 GByte)
573.2 MB/s ∼27% -6%
Read 4K Q8T8
Optane 800P (118 GByte)
1455.2 MB/s ∼100%
Optane 800P (58 GByte)
1384.6 MB/s ∼95% -5%
Samsung SSD 970 Evo (500 GByte)
1046.5 MB/s ∼72% -28%
Intel SSD 760p (256 GByte)
814.5 MB/s ∼56% -44%

AS SSD

Los benchmarks AS SSD totalmente sintéticos corroboran los resultados de CrystalDiskMark, especialmente la potencia de rendimiento significativamente mayor de las unidades Optane en operaciones de archivos aleatorios sin cola. En pocas palabras, las unidades se ponen en marcha más rápido.

El punto de referencia de copia es más relevante para el uso diario, pero en última instancia también sintético. Mide las velocidades de transferencia de tres paquetes de datos diferentes. Los archivos grandes se transfieren en la prueba ISO; la prueba del programa se basa en la transferencia de muchos archivos más pequeños; y una mezcla de archivos grandes y pequeños se transfieren en el benchmark del juego.

Las unidades de disco duro Optane ciertamente no se hacen un nombre por sí mismas en base a sus resultados aquí. Especialmente en comparación con la Samsung SSD 970 Evo, se quedan muy atrás. Sin embargo, llama la atención el alto nivel de consistencia de las unidades Optane en los tres escenarios. Mientras que el rendimiento de las SSD clásicas en el programa prueba las caídas en picado por un margen de dos tercios en el caso más extremo, las unidades Optane no muestran signos de lucha.

Veredicto

La estructura de almacenamiento de 3D XPoint (ilustración, imagen: Intel)
La estructura de almacenamiento de 3D XPoint (ilustración, imagen: Intel)

En principio, Intel vuelve a mostrar el potencial de su tecnología 3D XPoint. Pero ese "una vez más" es precisamente el problema con el Optane 800P: la tecnología ofrece un alto nivel de consistencia de datos y velocidades de transferencia de datos inigualables para las operaciones de archivos aleatorios, pero esta última ventaja apenas se refleja ni siquiera en los puntos de referencia más especializados; no es de esperar ningún beneficio en el uso diario. 

Una decisión de compra concreta sólo puede tomarse a la luz del coste, especialmente teniendo en cuenta que hay muchas unidades SSD buenas y muy buenas de los principales fabricantes en el mercado en este momento. Pero el precio es un problema: Intel está mostrando un nivel extraordinario de confianza con su precio de 200 euros (~230; versión de EE.UU. ~$200). Por el mismo puñado de dinero, los compradores potenciales podrían optar por un Samsung 970 Evo de 500 GB, por ejemplo. 

Test System

In our tests, we used an XMG Apex 15 that we have previously reviewed—courtesy of Schenker. All tests were performed in an M.2 slot linked by four PCIe Express 3.0 lanes. The current version of Windows 10 Home, released on May 1st, served as our operating system. We used Version 6.0.0 (64x) of CrystalDiskMark, and Version 2.0.6694.23026 of the AS SSD benchmark.

Please share our article, every link counts!
> Análisis y pruebas de ordenadores portátiles y móviles teléfonos > Análisis > Revisión del SSD Competitor Optane 800P
Silvio Werner, 2018-05-23 (Update: 2018-05-23)